Seducir al cliente pero, no incomodarlo

  • 1

Seducir al cliente pero, no incomodarlo

CategoríaSin categoría

Seducir al cliente

Un día a la semana ando desde la Estación del Norte a la Plaza del Ayuntamiento. Quien conozca Valencia sabrá que es un recorrido corto pero, con mucha vida y cada 10 metros, un captador de socios de alguna ONG te intenta parar. Admiro y respeto profundamente la dura labor que hacen estos jóvenes porque deben luchar con mil “¡No!” a diario…

Sé que los preparan para asumir las negativas, que tienen claras sus ratios y muchos de ellos desarrollan grandes técnicas para desempeñar sus funciones pero, en general son jóvenes con otras aspiraciones, que no esperan hacer de la venta su profesión sino una solución temporal.

Ayer entre todos estos jóvenes, tropecé con uno que era un verdadero vendedor y desplegó todas sus habilidades para seducirme, captó mi atención y despertó mi curiosidad tanto, que por un momento dudé sí quería venderme su producto o ligar conmigo… Mi respuesta: “gracias, no me interesa” y continúe mi camino.

 

Susana Sánchez

Consultora de Formación


1 Comment

Raul

30 de noviembre de 2015 at 4:39

Me siento muy identificado con este artículo

Deja tu comentario